30 de junio de 2010

Torino, “ciudad europea de la ciencia”

La ciudad de Torino cuenta con un Sistema Integrado de Transporte que combina aceras peatonales, ciclorutas, metro, tranvías, trenes y autopistas.


Por: Luis Fdo. Acebedo R

La ciudad de Torino está localizada al noroccidente de Italia; es la capital de la provincia que lleva su mismo nombre; tiene una población de 905.209 habitantes (2007) y su área metropolitana alcanza los 2.200.0000 habitantes. Desde los años 90 ha vivido un proceso de reconversión urbana y económica diversificando la vocación industrial que ha sido su característica principal, especialmente por haber sido la sede de la fábrica FIAT de automóviles. En efecto, la movilidad de la industria manufacturera hacia otras áreas o países y el fenómeno de desindustrialización que viven muchas economías del mundo, ha implicado que Torino incursione en otras áreas productivas, tales como los deportes de invierno, la organización de eventos culturales, el turismo y más recientemente el ámbito de la innovación, la formación y la investigación. Para el 2010 Torino se propone ser la Ciudad Europea de la Ciencia (Citta´ di Torino, 2008).

Podría decirse que la transformación urbanística de Torino se ha dado en torno a tres ejes fundamentales: La reconversión de las antiguas áreas industriales con actividades de la nueva economía del conocimiento, asociadas a la formación universitaria, la investigación, la innovación y la cultura; el reforzamiento y cualificación del transporte público a través de un único sistema integrado en el área metropolita que limite el acceso vehicular por las áreas céntricas más congestionadas; y la oferta turística de la ciudad y los servicios asociados a ella como la promoción de eventos y congresos internacionales, aprovechando la herencia arquitectónica del medioevo, el 900 y posteriormente el siglo XVIII en el centro de la ciudad. Todas esas expresiones del patrimonio se preservan en condiciones impecables.

En el año 2006, Torino fue sede de los Juegos Olímpicos de Invierno. El sector de Lingotto, donde se encuentra el primer edificio de la FIAT construido en la ciudad (verdadero ejemplo de arquitectura industrial), se constituyó en un área de renovación urbana muy importante. En sus alrededores se construyó la Villa Olímpica y se recuperó el edificio de la FIAT como un centro multifuncional de comercio y exposiciones. Torino comenzó una política de internacionalización de la ciudad para el siglo XXI.

En el año 2008 continuó esta dinámica con dos eventos internacionales: La Capital Mundial del Diseño y el Congreso Mundial de Arquitectura (UIA). La celebración del aniversario de los 150 años de la Unidad de Italia en el año 2011, será el pretexto que le permitirá a Torino completar un proyecto de transformaciones urbanísticas cuyos ejes estructurales son:

Primer Eje: Recuperación paisajística del Río Po. Se estructura en torno a la ampliación de las líneas subterráneas de metro 1 y 2, a la navegabilidad del río y a la recuperación de espacios públicos y edificaciones históricas. Busca reforzar las actividades de carácter cultural y de alta formación. Entre sus proyectos más destacados están la ampliación del Polo Universitario de la Facultad de Humanidades y la reconversión de la antigua Fábrica de Tabaco (1789) como un nuevo campus universitario de la Universidad de Torino. Ambos reforzando la vocación universitaria del centro de la ciudad.

Segundo Eje: Espina Central. Se estructura en torno a la ampliación de la red ferroviaria que atraviesa la ciudad en sentido norte-sur. Es un eje que une el antiguo complejo de la industria automotriz con el Politécnico de Torino. En torno al antiguo complejo industrial, se propone desarrollar una estrategia que involucra la recuperación de algunos elementos arquitectónicos industriales como espacio público, la construcción de un parque tecnológico ambiental, algunos conjuntos de vivienda y centros comerciales, entre otros proyectos. El Politécnico de Torino logra ampliar significativamente sus infraestructuras hasta convertirla en una ciudadela universitaria con residencias para estudiantes, un nuevo centro de exposiciones al interior de los edificios industriales que albergaron durante muchos años la Oficina de Reparación Ferroviaria. En el intermedio de este importante eje científico-cultural se construyen la biblioteca Mediática Central y la Torre “Centro Direzionale Intesa SanPaolo” con una oferta de espacios culturales. Hacia el sur de este eje, se propone la construcción del Parque del Arte Viviente, muy cerca de la Villa Olímpica; una nueva sede de exposiciones de arte contemporáneo; el Museo Nacional del Automóvil, entre otros proyectos. Todo ello hace que el Eje Espina Central se convierta en un gran “Polo Culturale” de la ciudad.

Tercer Eje: Corso Marche. Se trata de recuperar grandes espacios inutilizados que quedaron como reductos del área industrial al occidente de la ciudad. Se propone que este sector sea la nueva área “Torino Nueva Economía”. Un verdadero polo dedicado a la alta tecnología y la innovación en áreas como automóviles, electrónica, aeroespacial, automatización y sectores de investigación y salud. Adicionalmente, estará localizado el Centro de alta formación en Diseño que está surgiendo en el área de Mirafiori. La ciudad de Torino considera que este sector será una referencia de la planificación urbanística del Área Metropolitana. Como en los demás ejes, esta operación se articula alrededor de la movilidad. En este caso, se propone la apertura de una nueva vía de comunicación periférica de seis kilómetros entre el río Dora y la zona de Mirafiori. Servirá de enlace con una avenida que conduce al centro histórico.

Torino no es una ciudad perfecta, pero sin duda se diferencia de muchas otras ciudades del conocimiento en el mundo por cuanto tiene un proyecto urbanístico y territorial claro sobre el cual ha venido trabajando con esmero y continuidad desde hace varios años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario