23 de marzo de 2010

MISN San José: Dos formas de intervenir la Comuna, dos resultados diferentes

Propuesta de Plan Zonal de la Comuna de San José. Para conocer la cartografía general ir a: http://www.digital.unal.edu.co/dspace/handle/10245/368


Unidades de Ejecución y Planificación del Macroproyecto San José. Para conocer la cartografía general, poner derecho de petición ante la Oficina de Renovación Urbana de la Alcaldía de Manizales.


Por: Luis Fdo. Acebedo R

Con la derogatoria de los Macroproyectos de Interés Social Nacional –MISN- por parte de la Corte Constitucional, me siento en la obligación de clarificar ante la opinión pública las abismales diferencias que existen entre dos criterios de planeación aplicados a un mismo territorio: La Comuna San José de la ciudad de Manizales. Ambas fueron iniciativas lideradas por la Alcaldía de Manizales y encargadas al Grupo de Urbanismo de la Universidad Nacional. El primero fue la “Formulación del Plan Parcial de Renovación Urbana del Sector de La Galería” (PPG), cuya dirección estuvo a mi cargo; y el segundo, el “Macroproyecto San José” (MSJ), liderado por el profesor Andrés Satizabal. No haré referencia a las calidades técnicas de los proyectos, sobre las cuales no tengo ninguna duda. Sin embargo, sí debo distanciarme de las decisiones gubernamentales sobre el uso de los instrumentos de planeación aplicados y de lo que en mi opinión representa una utilización instrumental de la academia por parte de los entes de gobierno, buscando legitimar decisiones políticas, o más bien politiqueras, definidas desde el gobierno nacional y auspiciadas por el gobierno local.

Sobre este último asunto ya nos hemos pronunciado en casos tan sensibles para las universidades como el mal llamado “Paseo de Los Estudiantes”, y lo habíamos advertido también durante el proceso de formulación del PPG, lo cual está demandando urgentemente la necesidad de repensar las relaciones entre Gobierno-Empresa-Academia-Sociedad Civil en torno a temas tan importantes como el ordenamiento territorial de la ciudad, el departamento y la región.

El PPG se formuló con la metodología de la Planeación Participativa, lo cual permitió vincular a los diferentes actores sociales de la Comuna San José desde el inicio del proyecto en su fase diagnóstica y hasta su culminación con la definición de las estrategias de intervención. De hecho, era un proyecto abierto y flexible, pues si bien definió los sistemas estructurantes, dejó abiertas muchas posibilidades de interacción y negociación futuras.

El MSJ centralizó las decisiones en el Ministerio de Vivienda Ambiente y Desarrollo Territorial ¬–MAVDT- cercenando las posibilidades de participación del Consejo Municipal y por extensión, de las comunidades directamente afectadas. Es un proyecto cerrado, que simplemente se socializa para información de las afectaciones que tendrán los propietarios y habitantes de la Comuna.

El PPG propuso planear la Comuna a través de un Plan Zonal del cual se derivaban diferentes actuaciones urbanísticas (AU) desarrolladas a través del tiempo mediante criterios de gestión asociada y repartición equitativa de cargas y beneficios. La más importante de las AU fue el Plan Parcial de La Galería porque representa el motor económico del sector y el principal conflicto de usos que es necesario resolver para recualificar los espacios públicos, lo equipamientos y la calidad de vida de sus habitantes y usuarios.

El MSJ centralizó las intervenciones de la Comuna a través de un solo instrumento, el Macroproyecto, empleó el criterio de la compra de predios o su expropiación para generar un cambio radical de usos y garantizar la expulsión de una parte considerable de los pobladores y de los pequeños y medianos comerciantes de la comuna. La AU más importante es la construcción de la Avenida Colón para generar procesos de integración inmobiliaria y cualificación de los mejores suelos para actividades de comercio y servicios, especialmente para hipermercados y negocios de grandes superficies.

Por primera vez en la historia del país, el PPG propuso una renovación urbana a partir de cuatro criterios fundamentales: Reordenamiento de los usos del suelo pero garantizando la preservación de los usos existentes, excluyendo los usos prohibidos por los riesgos e impactos negativos sobre la comunidad; respeto y protección para los habitantes del sector incluyéndolos como beneficiarios de las soluciones de vivienda y de las oportunidades de negocio; protección del patrimonio construido de acuerdo a valoraciones previamente establecidas; y finalmente, remodelación de la Galería para que los vendedores estacionarios que se encuentran ocupando el espacio público regresen a los pabellones, mediante un diseño más permeable y abierto a la ciudad.

El MSJ propuso una renovación urbana a partir del cambio de usos en casi toda el área de ocupación, la expulsión de los moradores más pobres hacia los barrios periféricos de la ciudad, la destrucción del patrimonio construido, especialmente en la zona residencial histórica y la zona de los colegios. Finalmente, la Galería ha quedado en una enorme incertidumbre pues su intervención ha pasado a un segundo o tercer plano, amenazada seriamente por la bolsa inmobiliaria de comercio y servicios, generada a lo largo de la Avenida Colón.

En el PPG la oferta de Vivienda de Interés Social ocupaba los mejores lotes, promoviendo los usos mixtos de apoyo a la vivienda en primeros y segundos pisos. En el MSJ la vivienda sigue ocupando los lotes sobre las laderas, alejados por cierto de la dinámica urbana del centro expandido, y de cierta manera, escondidos.

Desde el punto de vista económico, el PPG fue concebido como una estrategia para potenciar la actividad económica más importante que tiene la ciudad y su principal despensa alimentaria, mejorando la calidad de sus infraestructuras y promoviendo la formalización de las PYMES. Todo ello traducido en un mejor servicio para que los ciudadanos vuelvan a la Galería como el principal mercado de víveres y abarrotes de la ciudad.

El MSJ fue concebido como un gran negocio inmobiliario, en donde la administración municipal funge de empresa promotora. Los cuantiosísimos recursos del gobierno nacional y municipal se invierten en el proceso especulativo para cualificar suelo que luego será vendido a los privados a precios de feria. Con ello, el gobierno nacional y local consolidan unas relaciones clientelares de larga duración en el tiempo para garantizar el poder de las maquinarias sobre el poder derivado de la libre voluntad popular.

Desde el punto de vista social, el PPG previó la consecución de significativos recursos generados por el propio proyecto para desarrollar una agresiva política social orientada a atender la población en situación de vulnerabilidad con el propósito de prepararlos para ingresar al mercado de trabajo. El MSJ previó una política asistencialista orientada a sedar a los pobladores en sus pretensiones de permanecer en la Comuna mediante subsidios y empleos temporales.

Las comparaciones podrán seguirse haciendo, y seguramente la ciudadanía tendrá muchos más aportes que hacer en este análisis. Lo cierto del caso es que la administración municipal no ha dado explicaciones sobre las razones que la llevaron a desperdiciar el conocimiento y el aprendizaje colectivo que significó la formulación del PPG, por la adopción de una alternativa ilegal, inconstitucional y antidemocrática como lo fue la figura de los MISN. Esa es una responsabilidad política que el gobierno nacional y municipal debe asumir, lo cual debería traducirse en la reformulación del Macroproyecto San José.

4 comentarios:

  1. Es triste que los estudios de la Universidad Nacional queden archivados, a pesar de sus interesantes propuestas. Que motivación puede quedar en la academia de plantear soluciones a los problemas de la ciudad, si estas se cambian de acuerdo a los intereses políticos y económicos de los políticos de turno.

    ResponderEliminar
  2. Profesor, adelante con su trabajo, algún día esto tiene que cambiar y la planeación ocupar el puesto que se merece ... sus muy interesantes publicaciones deben quedar en muchas partes, porque considero que no es suficiente este espacio ya que no somos muchos los que tenemos la fortuna de conocerlo, yo por mi parte he trabajado en la difusión de su blog.
    Muchas gracias por sus aportes a la ciudad

    ResponderEliminar
  3. Muy interesantes sus reflexiones. Es un hecho cierto que el sector de San José es la única área de expansión, en terreno firme y plano, que tiene el centro de Manizales y por eso es tan valioso. Sería muy importante la reformulación del proyecto.

    ResponderEliminar
  4. Profesor:

    Cordial saludo. Valoro sus esfuerzos.

    ¿Tiene conocimiento de alguna política de vivienda exitosa? ¿Hay algún país, semejante a Colombia, en donde la población de estratos 1, 2 y 3 tenga vivienda?

    Me gustaría estudiar el tema. Le agradezco la información que pueda suministrarme (rayala_1966@yahoo.es).

    ResponderEliminar